Objetivos

Estos son los principales objetivos en los que FIMLuque ha trabajado durante dos años para organizar la presente edición del festival:

 

Crear una nueva plataforma para la música contemporánea. El festival proporciona un espacio donde músicos y otros artistas pueden presentar sus trabajos más recientes con el objeto de ser experimentados y posteriormente discutidos. En consecuencia, Luque ofrece una programación que complementa y contrasta en contenido con la de otros festivales españoles.

 

Construir nuevos públicos en zonas rurales. Mediante la presentación de talleres, conciertos y performances de una manera no convencional, el festival estimula al oyente a no encerrarse en lo ya conocido y a agudizar la escucha. Vivir en municipios rurales no es más un impedimento para el consumo de arte contemporáneo.

 

Promover la creación artística. Una de las principales atracciones es el encargo de nuevas composiciones que serán estrenadas en el festival. Por un lado, conciertos y performances de nueva creación que no necesitan de ningún otro aliciente para ser un evento especial, y por otro, trabajos que han sido creados para el festival de Luque y que llegarán a la crítica más especializada del sector internacional. Se realizan encargos tanto a compositores reconocidos con una sólida trayectoria profesional como a prometedores jóvenes que se encuentran en la fase inicial de su carrera.

 

Favorecer la igualdad de género y el papel de la mujer en la música. Tanto la selección de compositores como de artistas invitados, así como la programación general del FIMLuque, han sido decididos de manera consensuada por el comité artístico. La III BIENAL de Luque ha tomado importantes medidas en cuestiones como la igualdad de género y el papel de la mujer en la música.

 

Acercar estos nuevos atractivos artísticos a la ciudadanía (ya sea un público músico o no-músico). FIMLuque pretende divulgar los conciertos de forma distinta a la convencional, como por ejemplo performances en la calle, conciertos al aire libre o recitales en campos de fútbol. Además, son los propios compositores y artistas invitados quienes dirigen los distintos talleres y dan explicaciones estéticas sobre sus obras.

 

Fomentar la participación local e inclusión social. Es otra de las grandes bazas de este festival y esto se produce gracias a actividades paralelas de formación musical y artística abiertas a todo el público interesado. Independientemente del nivel musical, o de si se es músico o no, los diversos talleres programados están pensados como un método de inmersión en la música, otras disciplinas, y las conexiones entre ellas.

Subscríbase a nuestro

Boletín